Uruguay: Docentes restauran su derecho a la movilización – Internacional de la Educación, América Latina

educacionSe ganó una nueva batalla en la lucha por los derechos laborales docentes en Uruguay al levantarse la declaración de esencialidad en la enseñanza. Queda mucho camino por recorrer y las negociaciones deben continuar, pero para las organizaciones magisteriales de Uruguay es digno de celebrar que el Consejo de Ministros de ese país haya escuchado las voces que miles de trabajadores y trabajadoras de la educación levantaron en favor del derecho a la movilización.

El 31 de agosto el Consejo de Ministros de Uruguay levantó la declaración de esencialidad, que vulnera los derechos laborales, declara ilegal las huelgas y que va en contra de la constitución de ese país y los convenios internacionales y que se había pretendido imponer desde el pasado 24 de agosto. Apenas siete días duró la provocación del gobierno hacia la clase trabajadora en su conjunto.

Tras una masiva movilización de los gremios de la enseñanza, el gobierno desistió de esa declaratoria y retiro la esencialidad para abrir el paso a una nueva mesa de negociaciones que deberá continuar, incluso mientras se discute el presupuesto nacional en el Parlamento.

El centro de las negociaciones es la inversión en la educación. El magisterio reunido en la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU) exige cumplir con la promesa del 6% del PIB para la educación, lo que redunda en más y mejor inversión en el sistema educativo uruguayo.
La decisión del Consejo de Ministros de Uruguay de levantar la declaración de esencialidad en la Educación es un triunfo del compromiso y la lucha de los trabajadores de la educación organizados en la CSEU, del movimiento estudiantil y de los trabajadores nucleados en el PIT-CNT.

La Internacional de la Educación para América Latina había denunciado la declaración de esencialidad en la educación para prohibir la huelga, pues esa declaración vulneraba los derechos constitucionales a la movilización de cada trabajador y trabajadora uruguaya.

En ese momento la Internacional de la Educación para América Latina y en nombre de todas sus afiliadas, declaró el repudio rotundo a dicha declaración y reiteró su “apoyo permanente al magisterio uruguayo en la lucha por hacer cumplir la promesa de aumento del PIB para educación a un 6% y en la restauración de su derecho a la movilización en un pronunciamiento que se divulgó en medios masivos, redes sociales e inclusive se le hizo llegar a autoridades gubernamentales de Uruguay”. (descargar aquí la declaración)

Ahora el magisterio latinoamericano saluda y reitera su apoyo a la CSEU en las negociaciones por los ajustes salariales y en su justo reclamo al cumplimiento de la promesa del aumento al 6% del PIB para educación.

Desde Argentina la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) saludó el triunfo de las y los docentes hermanos: “esta retractación del Gobierno uruguayo reafirma una vez más que la fuerza de los trabajadores organizados debe ganar las calles cuando es atado el derecho social a la educación. Felicitamos a los educadores, a las organizaciones docentes uruguayas, al movimiento estudiantil y al PIT-CNT por esta muestra de compromiso inclaudicable con la educación pública”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *