Unicef: No a la Baja

La cuestión es esta: Entre los 13 y 18 años los jóvenes son adolescentes. A la hora de actuar, son más impulsivos, toman más riesgos y son más influenciables.
La adolescencia es la etapa en la que más se puede cambiar.
Penar a los adolescentes como adultos:
– Pone en riesgo su futuro
– Es un retroceso en Derechos Humanos
– No mejora la seguridad pública
La solución está en otro lado.
Informate más en www.sonadolescentes.org.uy

 

La cuestión es esta:
Hoy, en Uruguay, los jóvenes de 13 a 18 años que cometen un delito grave, ya son privados de libertad. Sus antecedentes ya pueden mantenerse hasta que sean adultos.
Solamente privarlos de libertad no sirve para reducir la delincuencia ni previene la reincidencia.
Penar a los adolescentes como adultos:
– Pone en riesgo su futuro
– Es un retroceso en Derechos Humanos
– No mejora la seguridad pública
La solución está en otro lado.
Informate más en www.sonadolescentes.org.uy

 

La cuestión es esta:
Juzgar penalmente a los adolescentes como adultos es ineficaz. La experiencia internacional demuestra que los adolescentes penados como adultos suelen reincidir y cometen delitos más graves.
Penar a los adolescentes como adultos:
– Pone en riesgo su futuro
– Es un retroceso en Derechos Humanos
– No mejora la seguridad pública
La solución está en otro lado.
Informate más en www.sonadolescentes.org.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *