Ley de Educación. Proyecto Congreso Nacional de la Educación “Julio Castro”.


Capítulo I. Definición y principios

Artículo 1- La Administración Nacional de Educación Pública es un Ente Autónomo con personería jurídica que funcionará de acuerdo con las normas pertinentes de la Constitución y de esta ley.

Artículo 2- La Educación es un Derecho Humano inalienable e irrenunciable. El Estado debe garantizar que todas las personas puedan acceder a ella durante toda su vida.

Artículo 3- La Administración Nacional de Educación Pública se desenvolverá con la más amplia autonomía en el aspecto administrativo, de gobierno, técnico-docente y financiero. La misma se consagrará a través del cogobierno de la Educación.

Artículo 4- En el ámbito de la Administración Nacional de Educación Pública la enseñanza se realizará en el marco de la obligatoriedad, gratuidad, laicidad, integralidad, universalidad y libertad de cátedra y en consonancia con el Sistema Nacional de Educación Pública, según se expresará en esta Ley.

Artículo 5-
a) El cumplimiento del principio obligatoriedad permite asegurar la efectivización de la educación como derecho humano fundamental.
b) El principio de gratuidad de la educación, es una condición imprescindible para la realización efectiva de la misma como bien social público. A estos efectos el Estado garantizará la provisión de los recursos necesarios para permitir las mejores condiciones para el desarrollo en calidad del proceso educativo.
c) Se garantizará plenamente la independencia de la conciencia moral y cívica del educando. La función docente obliga a la exposición integral, imparcial y crítica de las diversas posiciones o tendencias que presente el estudio y la enseñanza de la asignatura respectiva.
d) Se promoverá la formación integral de la persona en tanto ser social, político, económico y cultural. El proyecto educativo debe tener como principio rector la formación de personas críticas, reflexivas, autónomas, libres, solidarias, comprometidas con la igualdad social y protagonistas de la transformación democrática de su sociedad.
e) El Sistema Nacional de Educación Pública superará la fragmentación del Sistema Educativo en su conjunto. Deberá constituirse en un modelo interinstitucional de Educación, integrando todos los órganos de la Educación Pública en el marco de la Autonomía y el Cogobierno; articulando una estrategia congruente con el Proyecto Educativo.
f) El docente planificará con libertad sus cursos, respetando los objetivos y contenidos de los programas de estudio, realizando una selección crítica y fundada de los contenidos. Asimismo supone la libertad que deben tener los educandos de acceder a todas las fuentes de información y cultura. Se garantizará de esta manera la pluralidad de opiniones y la confrontación democrática de las mismas.
Capítulo II. Cometidos

Artículo 6- Acorde a los principios enunciados en el capítulo precedente, la ANEP tendrá los siguientes cometidos:
g) Extender la educación a todos los habitantes del país y promover el desarrollo de la educación permanente. De esta manera se garantizará la enseñanza hasta cumplir el ciclo básico de la enseñanza media, el cual será obligatorio.
h) Educar en las prácticas cotidianas de la solidaridad y el respeto de los Derechos Humanos. Para ello, cada centro educativo será un ambiente en que la actividad democrática contribuya a forjar ciudadanos participativos en la toma de decisiones que afecten la vida cotidiana de la sociedad.
i) Asegurar una efectiva igualdad para todos los educandos, desde el nacimiento que posibilite su acceso por igual a todas las fuentes de educación.
j) Promover el respeto a las personas con independencia de sus convicciones y creencias, fomentando en el educando una capacidad y actitud adecuadas a su responsabilidad cívica y social.
k) Impulsar una política educativa que inserte al educando en la vida del país, en este marco los planes y programas educativos se elaborarán en el conjunto de la interinstitucionalidad que conforman el sistema educativo.
l) Formar los docentes que actuarán en su órbita, otorgando los títulos correspondientes. Los mismos se expedirán desde el ámbito del Consejo de Formación Docente, promoviendo al mismo tiempo estudios de postgrado y perfeccionamiento docente.
m) Supervisar la educación brindada haciendo cumplir el precepto de una educación única y nacional, concordante con la formación de un ciudadano independiente, crítico y solidario.
Capítulo III. Estructura del sistema.

Artículo 7- Los órganos de la Administración Nacional de Educación Pública son: el Consejo Directivo, los Consejos de Educación Primaria, de Educación Secundaria, de la Universidad del Trabajo del Uruguay y de Formación Docente. Los miembros de los Consejos durarán ordinariamente cinco años en sus cargos y podrán ser reelectos.

Artículo 8- El Consejo Directivo se compondrá de cinco miembros; un representante docente de cada uno de los Consejos (Educación Primaria, Secundaria, Universidad del Trabajo del Uruguay y Formación Docente) designados por una mayoría especial de los mismos y un representante no docente electo como se establece en el Art.18. Todos los integrantes del Consejo Directivo deberán tener ciudadanía en ejercicio y ninguno de ellos podrá tener vínculos funcionales o patrimoniales con institutos privados de enseñanza que sean supervisados por la Administración Nacional de Educación Pública. Tampoco podrán ejercer otro cargo público. Una vez cesados en sus funciones, los docentes y funcionarios volverán a la situación funcional previa a su ejercicio del cargo.

Artículo 9- El Consejo de Educación Primaria estará compuesto por cinco miembros; tres de ellos serán maestros, con más de diez años de ejercicio, efectivos en Educación Primaria, electos por sus pares, como se indica en el artículo 17, uno será funcionario con más de diez años en el subsistema, electo por sus pares, como se indica en el artículo 17 inc. a y uno será representante de los padres, electo como se indica en el artículo 17 inc. b. El Director General del Consejo de Educación Primaria será electo por el Consejo entre los integrantes docentes del mismo. Todos los integrantes del Consejo de Educación Primaria deberán tener ciudadanía en ejercicio y ninguno de ellos podrá tener vínculos funcionales o patrimoniales con institutos privados de enseñanza que sean supervisados por la Administración Nacional de Educación Pública. Tampoco podrán ejercer otro cargo público. Una vez cesados en sus funciones, los docentes y funcionarios volverán a la situación funcional previa a su ejercicio del cargo.

Artículo 10- El Consejo de Educación Secundaria estará compuesto por cinco miembros; tres de ellos serán profesores, con más de diez años de ejercicio, efectivos en Educación Secundaria, electos por sus pares, como se indica en el artículo 17, uno será funcionario no docente con más de diez años en el subsistema, electo por sus pares, como se indica en el artículo 17 inc. a, y uno será representante de los estudiantes, electos como se indica en el artículo 17 inc. c. El Director General del Consejo de Educación Secundaria será electo por el Consejo entre los integrantes docentes del mismo. Todos los integrantes del Consejo de Educación Secundaria deberán tener ciudadanía en ejercicio, y ninguno de ellos podrá tener vínculos funcionales o patrimoniales con institutos privados de enseñanza que sean supervisados por la Administración Nacional de Educación Pública. Tampoco podrán ejercer otro cargo público. Una vez cesados en sus funciones, los docentes y funcionarios volverán a la situación funcional previa a su ejercicio del cargo.

Artículo 11- El Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay estará compuesto por cinco miembros; tres de ellos serán profesores, con más de diez años de ejercicio, efectivos en el subsistema, electos por sus pares, como se indica en el artículo 17, uno será funcionario no docente con más de diez años en el subsistema, electo por sus pares, como se indica en el artículo 17 inc. a, y uno será representante de los estudiantes, electos como se indica en el artículo 17 inc. c. El Director General del Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay será electo entre los integrantes docentes del mismo. Todos los integrantes del Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay deberán tener ciudadanía en ejercicio, y ninguno de ellos podrá tener vínculos funcionales o patrimoniales con institutos privados de enseñanza que sean supervisados por la Administración Nacional de Educación Pública. Tampoco podrán ejercer otro cargo público. Una vez cesados en sus funciones, los docentes y funcionarios volverán a la situación funcional previa a su ejercicio del cargo.

Artículo 12- El Consejo de Formación Docente estará compuesto por cinco miembros; dos de ellos serán profesores, con más de cinco años de actividad en Formación Docente, electo por sus pares, como se indica en el artículo 17, uno será egresado de Formación Docente, electo por sus pares, como se indica en el artículo 17 inc.b, uno será un representante de los estudiantes, electo como se indica en el artículo 17 inc. c, uno será funcionario no docente con más de diez años en el subsistema, electo por sus pares como se indica en el artículo 17 inc.a. El Director General del Consejo de Formación Docente será electo entre los integrantes docentes del mismo. Todos los integrantes del Consejo de Formación Docente deberán tener ciudadanía en ejercicio y ninguno de ellos podrá tener vínculos funcionales o patrimoniales con institutos privados de enseñanza que sean supervisados por la Administración Nacional de Educación Pública. Tampoco podrán ejercer otro cargo público. Una vez cesados en sus funciones, los docentes y funcionarios volverán a la situación funcional previa a su ejercicio del cargo.
Artículo 13- En todos los Consejos funcionarán las siguientes Asambleas Nacionales:

n) Asambleas Docentes (AD), con carácter asesor y derecho de iniciativas en temas de Educación General, cuyas resoluciones serán preceptivas en temas técnico-pedagógicos. El Consejo Directivo reglamentará su función de modo que los integrantes docentes cuenten con el respaldo en su centro.
o) Asambleas de los Órdenes, según corresponda: de funcionarios no docentes, de padres, de estudiantes y de egresados, serán de carácter asesor y consultivo.

Los respectivos Consejos incluirán, en sus Presupuestos y Rendiciones de Cuentas, lo relativo al funcionamiento de las Asambleas Docentes y de las Asambleas de Órdenes.

Artículo 14- En cada centro educativo funcionarán:
a) asambleas de docentes, funcionarios, padres, estudiantes según corresponda con carácter asesor y consultivo.
b) Para el caso de los Institutos de Formación Docente funcionarán Consejos de Institutos sobre el modelo del Consejo de Formación Docente, con potestades en la conducción del Instituto.

Artículo 15- El Congreso de la Educación se reunirá ordinariamente cada cinco años y sus resoluciones tendrán carácter orientador para los restantes organismos de la Administración Nacional de Educación Pública. Su convocatoria y funcionamiento se regulará en la presente Ley según el capítulo V.
Capítulo IV. Elecciones de la ANEP.

Artículo 16- Las elecciones a las que se refieren los artículos siguientes serán supervisadas por la Corte Electoral, que se encargará de su reglamentación y control.

Artículo 17- Los consejeros a que se refieren los artículos 9, 10, 11 y 12 serán electos por voto directo, obligatorio y secreto, en la misma elección que corresponda a la Asamblea Nacional del Orden. Para dicha Asamblea y para la integración del Consejo respectivo regirá el sistema de representación proporcional integral. Los consejeros durarán en sus cargos cinco años. Dependiendo de la particularidad de integración de cada subsistema se tendrá en cuenta:

a) Para la elección de los consejeros por los funcionarios no docentes, con sus suplentes respectivos, estarán habilitados a votar los funcionarios con más de tres años de antigüedad en el subsistema correspondiente
b) Los padres de los alumnos que concurran a las Escuelas Públicas elegirán a los representantes a los que se refiere el art. 9, con sus suplentes respectivos. Dichos representantes deberán tener al menos un hijo que concurra a una dependencia de enseñanza del subsistema, al momento de la elección.
c) Los representantes estudiantiles de los respectivos consejos serán electos entre los estudiantes reglamentados de los subsistemas correspondientes. Cada uno de ellos tendrá dos suplentes respectivos. Para ser elegibles en el Consejo de Educación Secundaria y en el Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay los estudiantes deberán tener ciudadanía en ejercicio. Todos los representantes estudiantiles deberán estar reglamentados en el correspondiente subsistema en el momento de la elección.
d) Los representantes de los egresados a los que se refiere el art.12 serán electos entre los egresados de Formación Docente.
En la elección de los representantes de los docentes de cada subsistema votarán los docentes efectivos o los interinos con más de tres años de antigüedad.
e) En ningún caso un Consejero podrá ser representante de más de un sub-Sistema. Y en los mismos no podrá representar a más de un orden.-

Artículo 18- El representante no docente al que se refiere el Art.8 será electo por los consejeros no docentes representantes de los Consejos de Primaria, Secundaria, Universidad del Trabajo del Uruguay y Formación Docente por voto directo. En caso de no llegar a unanimidad serán convocados todos los integrantes de los Consejos para elegir al mismo.
Capítulo V. Congreso Nacional de Educación.

Artículo 19- Será convocado cada 5 años por el Consejo Directivo de la ANEP y la Universidad de la República y participarán de él delegados de todos los órdenes del sistema educativo con representación proporcional de los mismos. Los convocantes reglamentarán la participación de otros colectivos pertinentes que no estén contemplados en los órdenes. El Congreso extraordinario podrá convocarse luego de pasados dos años del último Congreso Ordinario. Para la convocatoria al Congreso Extraordinario deberá contarse con el acuerdo de ambos Entes.

Artículo 20- El Congreso Nacional de la Educación, tendrá por cometidos la evaluación, seguimiento e iniciativa en la proposición de reformulación de cambios en la política educativa. Dichas expresiones serán orientadoras para los Entes de la Enseñanza.

Artículo 21- Su funcionamiento y financiamiento será responsabilidad de los convocantes, los que preverán en su presupuesto, la realización del mismo.
Capítulo VI. Atribuciones de los órganos.

Artículo 22- Para el ejercicio de la Dirección del Consejo Directivo, se procederá de manera rotativa en el período correspondiente. La misma será ejercida durante un año por cada uno de los representantes.

Artículo 23- El Consejo Directivo de la Administración Nacional de la Educación Pública tiene las siguientes competencias:

a) La coordinación entre los Consejos de Primaria, Secundaria, Universidad del Trabajo del Uruguay y Formación Docente.
b) Elaborar el proyecto presupuestal del ente a partir de los presupuestos presentados por los Consejos de Primaria, Secundaria, Universidad del Trabajo y Formación Docente y su respectivo presupuesto el cual no superará el 4% del total.
c) Representar al Ente en las ocasiones previstas por el inc. 3º del art. 202 de la Constitución de la República.
d) Establecer las disposiciones de coordinación entre los Estatutos de los funcionarios de cada uno de los consejos, ajustándose a los derechos y garantías establecidas en la secc. 2 de la Constitución de la República.
e) Proveer los cargos de Secretario General y su secretario administrativo, mediante llamado público entre los funcionarios del Ente.
f) Organizar y realizar, a nivel nacional, el Servicio de Estadística Educativa.
g) Conceder las acumulaciones de sueldo que sean de interés en la educación, que se gestionen conforme a las leyes y reglamentos.
h) Homologar las habilitaciones de los institutos privados de las diferentes ramas, de acuerdo a las resoluciones de los Consejos respectivos.
i) Homologar las reválidas de títulos, diplomas y certificaciones extranjeros otorgados por los Consejos correspondientes. Homologar las reválidas de asignaturas, certificaciones y títulos nacionales en el marco de la Coordinación de la Enseñanza.
j) Generar instancias de perfeccionamiento y formación permanente de los docentes.
k) Resolver los recursos de revocación interpuestos contra sus actos así como los recursos jerárquicos que correspondan.

Artículo 24- Además de las competencias anteriores, coordinará con la Universidad de la República en cumplimiento del Inc.4 del Art.202 de la Constitución.
Artículo 25- Son atribuciones de los Consejos de Educación Primaria, de Educación Secundaria, del Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay y de Formación Docente:

a) Establecer los planes y programas de estudios de sus respectivas competencias. Para aprobarlos definitivamente deberá mediar pronunciamiento favorable de la Asamblea Docente correspondiente y de la coordinación inciso a artículo23. Asimismo, en ese tema, deberá consultarse a las Asambleas a que se refiere el artículo 13.
b) Proyectar los presupuestos de sueldos, gastos e inversiones correspondientes a los servicios de su cargo, así como elevar las correspondientes rendiciones de cuentas y los balances de ejecución presupuestal al Consejo Directivo. A esos efectos deberá crear comisiones en la que estén representados el propio Consejo, los sindicatos docentes y las Asambleas del artículo 13.
c) Fijar el sueldo de los Consejeros, según corresponda al percibido por los Directores de los Entes Públicos. Los representantes del orden estudiantil no percibirán salario, pero si los viáticos correspondientes.
d) Establecer el Estatuto del Funcionario de su dependencia. Dicho Estatuto se ajustará a los derechos y garantías establecidas en la Sección II de la Constitución de la República y a las coordinaciones referidas en el inciso e del artículo 23. A esos efectos deberá crear comisiones en la que estén representados el propio Consejo, los sindicatos docentes y las Asambleas Docentes y de Funcionarios no docentes del artículo 13.
e) Designar a todos los funcionarios de su directa dependencia, una vez realizados los concursos o los sorteos que correspondan, según el caso.
f) Proponer al Consejo Directivo la destitución de los funcionarios que hayan incurrido en ineptitud, omisión o delito.
g) Proceder a la habilitación, así como también establecer normas y procedimientos de supervisión y fiscalización para los institutos habilitados de la rama respectiva.
h) Serán de su competencia las facultades dentro de su área que no tengan previsión expresa establecida a favor de otro órgano.
i) Designar de entre sus integrantes al representante docente para constituir el Consejo Directivo

Artículo 26- Son atribuciones del Director General y de los Directores Generales:

a) Presidir los Consejos respectivos, dirigir las sesiones, cumplir y hacer cumplir los reglamentos y resoluciones.
b) Representar al Consejo, cuando corresponda.
c) Autorizar los gastos que sean necesarios, dentro de los límites que establezcan la ley y las ordenanzas.
d) Tomar las resoluciones de carácter urgente que estime necesario para el cumplimiento del orden y el respeto de las disposiciones reglamentarias. En ese caso dará cuenta al Consejo, en la primera sesión ordinaria, y éste podrá oponerse por mayoría de votos de sus componentes, debiendo fundar su oposición.
e) Adoptar las medidas de carácter disciplinario que correspondan, dando cuenta al Consejo en la forma señalada en el inciso precedente.
f) Inspeccionar el funcionamiento de las reparticiones de su competencia y tomar las medidas que correspondan.
g) Preparar y someter a consideración del Consejo los proyectos que estime conveniente.

Artículo 27- De acuerdo a lo establecido en el Art. 13, en todos los establecimientos dependientes de los Consejos de Educación Primaria, Educación Secundaria, de la Universidad del Trabajo del Uruguay y Formación Docente funcionarán Asambleas.
Las mismas serán convocadas por el Consejo respectivo y podrá convocarlas también el presidente de la Mesa Nacional respectiva, por iniciativa de un tercio de sus miembros.
El Consejo respectivo podrá convocarla en cualquier momento de manera extraordinaria para tratar los asuntos que determinen en la convocatoria.
Las AD deben ser convocadas por lo menos dos veces al año.
Se constituirán también Asambleas de Ordenes:
a) de Padres en Educación Primaria.
b) de Funcionarios no docentes, en los establecimientos de todos los Consejos.
c) En Educación Secundaria y Universidad del Trabajo del Uruguay se constituirán además, de estudiantes.
Los respectivos Consejos reglamentarán el funcionamiento de estas Asambleas, así como el mecanismo para la elección, en cada uno de sus ámbitos en acuerdo con la Corte Electoral.
En los centros educativos, las Asambleas indicadas participarán activamente en la conducción de las actividades pedagógicas, de manera que se dé cabal cumplimiento al inciso d del artículo 5 de la presente Ley.

Artículo 28- Son atribuciones del Consejo de Educación Primaria:

d) Las establecidas en el artículo 23 de la presente Ley.
e) La supervisión y el control de la educación de los niños desde 0 años hasta el 6° año escolar.
f) La atención a los adultos que no hayan completado su alfabetización.
g) Certificar la condición de egresado de Educación Primaria, luego de completado 6º año escolar.

Artículo 29- Son atribuciones del Consejo de Educación Secundaria

a) Las establecidas en el artículo 23 de la presente Ley.
b) La continuación de los estudios primarios y la certificación de la calidad de bachiller, lo que habilita para continuar los estudios terciarios. Los egresados deberán reunir los requisitos que se acuerden con la Universidad de la República, en el ámbito de la coordinación establecida en el Art.24 de la presente Ley.
c) La atención de adultos que no hayan culminado sus estudios secundarios.

Artículo 30- Son atribuciones del Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay
a) Las establecidas en el artículo 23 de la presente Ley.
b) La continuación de los estudios primarios, las certificaciones laborales, y las de técnico medio y técnico superior, así como la calidad de bachiller, lo que habilita para continuar los estudios terciarios, previa coordinación establecida en el Art.24 de la presente Ley.
c) Por su especificidad natural, su relación con la producción, se hace necesario que sea una verdadera Universidad Tecnológica, que se vincule con la Universidad de la República y los emprendimientos productivos, tanto para investigar, como para la formación en los centros de producción.
d) La atención a los adultos que no hayan culminados sus estudios tecnológicos.
Artículo 31- Son atribuciones del Consejo de Formación Docente:
a) Las establecidas en el artículo 23 de la presente Ley.
b) Organizar y dirigir de manera unificada la formación de los docentes que actuarán en la Administración Nacional de Educación Pública y los Institutos habilitados. A tales efectos se incluirán bajo su control las carreras de Maestro de Educación Primaria, Profesor de Educación Secundaria y Profesor de el Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay. El Consejo de Formación Docente otorgará los títulos correspondientes, los que se homologarán de acuerdo al inciso j del artículo 23.
c) Organizar y dirigir los cursos de postgrado que correspondan.
d) A los efectos de la formación, la extensión y la investigación en Formación Docente, deberá coordinar con los demás Consejos en las acciones que se realicen en el ámbito de cada uno de ellos.
e) Incorporar a su patrimonio toda la infraestructura que actualmente se destina a Formación Docente y se encuentra dispersa.
f) Reglamentar el funcionamiento de su Asamblea Docente de manera que la incorporación de egresados y estudiantes la transforme en un verdadero claustro universitario.
Capítulo VII. Del Patrimonio

Artículo 32- El Ente Autónomo tendrá la administración de los bienes que le atribuyó la Ley 15.739, salvo la de aquellos que estén destinados al servicio de los Consejos desconcentrados o que se destinaren en el futuro, por resolución del Consejo Directivo. La administración de estos últimos bienes estará a cargo del respectivo Consejo desconcentrado. De acuerdo al nuevo rol del Consejo Directivo, se efectuará un paulatino pasaje de los bienes que administraba el CODICEN de la citada Ley a los Consejos de Educación Primaria, Secundaria, del Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay y de Formación Docente.
Artículo 33- La adquisición y enajenación a título oneroso, gravamen o afectación con derechos reales, de bienes inmuebles por parte de la Administración Nacional de Educación Pública, deberán ser resueltas en todos los casos por cuatro votos conformes del Consejo Directivo, previa consulta a los Consejos desconcentrados cuando se tratare de bienes destinados o a destinarse a su servicio. Las enajenaciones a título gratuito requerirán la unanimidad de votos del Consejo Directivo.

Artículo 34- Son ingresos del patrimonio de la Administración Nacional de Educación Pública:

a) Las partidas que se le asignen por las Leyes de Presupuesto, de conformidad con lo dispuesto por la Constitución. Dichas partidas serán ejecutadas por el Consejo Directivo, los Consejos de Educación Primaria, de Educación Secundaria, del Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay y de Formación Docente, de acuerdo a los proyectos de Presupuesto y Rendición de Cuentas de cada uno de ellos.
b) Los frutos naturales, industriales y civiles de sus bienes.
c) Los recursos o proventos que se perciban por la venta de producción de los establecimientos de los consejos desconcentrados o los servicios que éstos vendan o arrienden, de conformidad con los reglamentos que oportunamente se dicten, los que quedarán en beneficio del consejo que los genere.
d) Los que perciba por cualquier otro título.
Capítulo VIII. Del Estatuto del Funcionario

Artículo 35- El Estatuto del Funcionario será dictado por cada uno de los Consejos a que se refiere el artículo 7, conforme al artículo 204 de la Constitución de la República, a lo expresado en los artículos 58 a 61 de la misma, a lo establecido en los artículos 23 y 25 de esta ley y a las bases siguientes:
a) Acreditar dieciocho años de edad cumplidos para el ejercicio de cargos docentes, administrativos y de servicio y estar inscriptos en el Registro Cívico Nacional.
b) Poseer título habilitante para todos los docentes.
c) El ingreso al Ente se hará por concurso de méritos.
d) Establecer que el sistema de concurso será de precepto para ocupar en efectividad cualquier cargo de los escalafones docentes del Ente.
e) El concurso será obligatorio para el ingreso y ascenso del personal administrativo. El personal de servicio ingresará por sorteo y ascenderá por sus méritos.
f) Estipular que la destitución de los funcionarios sólo podrá ser resuelta por causa de ineptitud, omisión o delito, previo sumario durante el cual el inculpado haya tenido oportunidad de presentar sus descargos, articular su defensa y producir prueba.
g) Los docentes y los funcionarios no docentes tendrán el derecho y la obligación de participar en las Asambleas a que se refiere el artículo 13 de esta Ley.

 

Capítulo IX. De los Recursos Administrativos

Artículo 36- Todos los actos administrativos de los órganos que integran la Administración Nacional de Educación Pública son susceptibles del recurso de revocación, que debe interponerse ante el mismo órgano que dictó el acto, dentro del plazo de diez días hábiles, a partir del día siguiente al de la notificación personal o por cedulón, si corresponde, o de su publicación en el “Diario Oficial”.

Artículo 37- Conjuntamente con el recurso de revocación se podrá interponer en subsidio el recurso jerárquico. Contra los actos administrativos dictados por los Directores Generales o por los Consejos de Educación Primaria, de Educación Secundaria, el Consejo de la Universidad del Trabajo del Uruguay y de Formación Docente, se recurrirá ante el Consejo Directivo cuya decisión será definitiva, sin admitir ulterior recurso.
Contra los actos administrativos dictados por el Consejo Directivo sólo será procedente el recurso de revocación.

Artículo 38- Ningún recurso administrativo tendrá efecto suspensivo, salvo que las ordenanzas determinen que será preceptiva la suspensión del acto recurrido o autoricen, expresamente, al órgano que ha de resolver el recurso, a decretar la suspensión de la ejecución en cualquier momento.
Las normas de procedimiento se establecerán en las ordenanzas que al respecto dicte el Consejo Directivo.

Artículo 39- Agotada la vía administrativa, se podrá interponer la acción de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, dentro de los sesenta días perentorios, a contar del día siguiente al de la notificación personal, o por cedulón, cuando corresponda, del acto administrativo definitivo, o de su publicación en el “Diario Oficial”.
El plazo para la debida instrucción de los recursos administrativos a que se refiere el artículo 318 de la Constitución será de noventa días.

Artículo 40- Deróguense los artículos 1 al 4 y 6 al 28, y los artículos 44 a 50 de la Ley 15.739, del 28 de marzo de 1985, y la Ley 16.115 del 13 de marzo de 1990.
Capítulo X. Disposiciones Transitorias

Artículo 41- Aprobada la presente Ley, las autoridades de los Consejos Desconcentrados que determina la Ley 15.739 continuarán en funciones hasta que se realice la proclamación, por la Corte Electoral de las autoridades de los Consejos de Educación Primaria, Educación Secundaria, de la Universidad del Trabajo del Uruguay y de Formación Docente. La Corte dispondrá de un plazo de 90 días, desde la promulgación, para realizar las elecciones correspondientes, y 15 días más, para la proclamación. Una vez realizada la proclamación de los citados miembros de los consejos, éstos tendrán un plazo de 30 días para proceder a la elección del Director General. En ese momento, cesará en sus funciones el CODICEN que corresponde a la Ley 15.739.

Artículo 42- A los efectos de que el Presupuesto del Consejo Directivo se ajuste al inc.c del artículo 23, los funcionarios del CODICEN a que se refiere la Ley 15.739 serán redistribuidos entre los diferentes organismos. En los casos en que se trate de contratos de obra, cesarán en el momento de su vencimiento. Si se considera imprescindible alguno de los cargos provistos por esa vía, deberá llamarse a Concurso de oposición libre para cubrirlo, en carácter de efectividad, dándole prioridad a los funcionarios del ente.

Artículo 43- A partir de la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, los Consejos de Educación Secundaria y de la Universidad del Trabajo del Uruguay dispondrán de tres años para establecer y terminar concursos de oposición y méritos para los profesores interinos que no poseen título habilitante y que actuaban en los anteriores Consejos de Educación Secundaria y de la Universidad del Trabajo del Uruguay. Dicho concurso será el último que otorgue derecho a la efectividad en el cargo para docentes sin título habilitante. Los docentes anteriormente indicados, así como todos los que hayan obtenido la efectividad anteriormente sin título habilitante, continuarán en sus funciones en condición de efectivos.

Documento final – Comisión País Social – Educación

La comisión de educación que funcionó en el marco del II Congreso del Pueblo, contó con la participación de más de 60 compañeros, representantes de diversas organizaciones.

A partir del documento base, se planteó trabajar en torno a 3 ejes:
– Sistema educativo y ley de educación
– Presupuesto
– Educación y trabajo

Sobre el primer eje, se propone al Congreso ratificar en su totalidad las resoluciones del Primer Congreso Nacional de Educación, “Maestro Julio Castro”, por entender que esa instancia fue la culminación de un amplio debate nacional, que reflejó los aportes realizados desde diferentes ámbitos de la educación y la participación popular; recogiendo una larga tradición de defensa de la educación pública. Por la riqueza y profundidad de los aportes, se recomienda incorporar las citadas resoluciones como base para el futuro trabajo del II Congreso del Pueblo.

Como síntesis de estas resoluciones, la comisión entiende oportuno transcribir los siguientes párrafos de la declaración final, realizada el 3 de diciembre de 2006:

“Nuestra identidad está fuertemente arraigada a una concepción de educación democrática y plural. Ésta como todo hecho político, está signada por contradicciones y relaciones dinámicas. Constituyen un elemento liberador y emancipatorio, hoy enmarcado en un proyecto de profundización democrática, participativa, que desde la realidad concreta, se propone formar sujetos libres, críticos, solidarios y comprometidos con la transformación de la realidad.

El Congreso concibe la Educación como una práctica social responsable regida, entre otros, por los principios de: laicidad, obligatoriedad, gratuidad, universalidad, participación, integralidad, autonomía y cogobierno. Un proceso cuya meta es la igualdad en la diversidad.

La Educación es un Derecho Humano inalienable e irrenunciable. El Estado debe garantizar que todos los sujetos puedan acceder a ella durante toda su vida.

Concebimos como fines de la Educación Pública:

– Formar personas libres, de espíritu reflexivo, capaces de comprender la realidad, y de construir alternativas de vida digna justa y solidaria.
– Contribuir a la plena realización de seres humanos integrales, apuntando al desarrollo de todas sus potencialidades individuales y a su inclusión libre y responsable en la comunidad nacional y mundial.
– Universalizar y democratizar el acceso y la producción del conocimiento, poniéndolo al servicio de un país culto, próspero y solidario.

El nuevo Sistema Nacional de Educación público, estatal, autónomo y cogobernado, tiene la responsabilidad de ejecutar las acciones para la concreción de estos principios y fines. Cuenta para ello con el máximo compromiso que nos ha traído hasta aquí en la búsqueda de una educación que debe cambiar tal y como nuestro pueblo lo reclama.

Por consiguiente, la educación debe ser concebida como una política de Estado, y como tal el presupuesto que a ella se le asigne no debe ser menor al 6% del PBI y crecer sustancialmente hasta estar en correspondencia con el proyecto de país que pretendemos construir”

El II Congreso del Pueblo declara su rechazo al Proyecto de Ley General de Educación del Poder Ejecutivo, por contraponerse a las resoluciones fundamentales del CNE; así mismo rechaza cualquier otro proyecto que no contemple dichas resoluciones.

Frente a Proyecto del Ejecutivo, diferentes organizaciones vinculadas a la educación han iniciado un proceso de movilización que ha impedido su inmediata aprobación por el Parlamento; dependerá de futuras movilizaciones que finalmente la nueva Ley de Educación sea un fiel reflejo de lo resuelto en el CNE. En ese sentido exhortamos a todas las organizaciones populares representados en este Congreso a tomar la iniciativa, rodeando a los sindicatos de la enseñanza y al Movimiento Estudiantil, a los efectos de garantizar la continuación y profundización de la lucha en torno al futuro de la educación.

Sobre el presupuesto para la educación, señalamos que, cuando se habla de él, nos referimos exclusivamente al de ANEP y UdelaR. Así mismo, se rechaza el manejo político que significa sumar otros rubros diferentes a los dos mencionados a los efectos de justificar frente a la opinión pública el no cumplimiento del compromiso electoral de asignar el 4.5% del PBI, ya de por si insuficiente, dado el 6% que se reclama como base.

En lo que respecta a el tema de Educación y Trabajo, se considera que este último debe estar presente en la Educación, no desde el punto de vista de las necesidades del mercado, tal como lo hace el actual Proyecto de Ley, sino como parte de la praxis humana y un elemento central del proceso educativo.

Sobre la UTU, se rechaza el actual Proyecto de Ley en cuanto plantea el desmantelamiento de la misma, y se plantea que en el próximo texto legal se incluya un capítulo sobre enseñanza técnica, tecnológica y profesional que habilite a la UTU a desarrollar y potenciar la ejecución de las políticas educativas en su área y posibilite regular, planificar, habilitar, supervisar y fiscalizar las mismas.

Además, se realizaron una serie de aportes que se han recogido en actas, sobre los cuales no se ha llegado a una resolución final, por lo cual se incluyen en los materiales que deberán ser considerados en el futuro por las Comisiones que el propio Congreso conformará:

Sistema educativo y Ley de Educación

– Dignificar el trabajo docente
– Poner énfasis en la formación ética y mas integral de los educadores
– Que se eduque en el internacionalismo y la integración Latinoamericana
– Contemplar las distintas problemáticas del Interior del País
– Se plantea que el Sistema Educativo debería cuestionar los valores que se transmiten a través de los medios de comunicación masivos y a su vez debería disponer de un medio propio, con finalidades de difusión de sus actividades y de apoyo a la cultura.

Educación y trabajo

– Reivindicación del valor del trabajo manual y eliminar la falsa distinción y contraposición que hay de este respecto al trabajo intelectual.
– Reivindicar las mal llamadas “actividades no productivas” (artísticas, educación física, etc)
– Se expresó la preocupación por una mayor flexibilidad horaria por parte de los Centros de Educación, que permita a quienes trabajan seguir dentro del sistema educativo y de la posibilidad de reducir o adaptar los horarios de trabajo con la misma finalidad.