INAU, CONAPEES y UNICEF, lanzaron campaña contra la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes

2

 

1

 

INAU, UNICEF y CONAPEES, presentaron en la campaña “No hay excusas”, orientada a desnaturalizar el fenómeno de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes y posicionarlo como problema de agenda pública. El evento fue presidido por Jorge Ferrando, presidente del INAU, Egidio Crotti, representante de UNICEF en Uruguay y Luis Purtscher, presidente del CONAPEES y contó con la presencia institucional de importantes autoridades.

La explotación sexual comercial infantil es una flagrante violación de Derechos Humanos, una forma de violencia sexual hacia niños, niñas y adolescentes. Ocurre cuando un grupo de personas o una persona involucra a niños, niñas o adolescentes en actos sexuales para satisfacción propia o de otras personas a cambio de cualquier tipo de beneficios, dinero, especias , protección o regalos. Los niños, niñas y adolescentes explotados sexualmente son víctimas, personas cosificadas, reducidas a objetos de consumo, a mercancías puestas en venta a instancias de si situación de vulnerabilidad.
Es inadmisible considerar la posibilidad de consentimiento o responsabilidad por parte de las víctimas, ya que los niños, niñas y adolescentes sometidos a situaciones de explotación no se prostituyen sino que son prostituidos.

En Uruguay la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes existe y constituye un delito penado legalmente por la ley Nº 17.815. Esta ley condena la fabricación, producción, comercialización o difusión de material pornográfico y la facilitación de su comercio y difusión; la retribución o promesa de retribución a menores de edad para que realicen actos sexuales o eróticos de cualquier tipo; la contribución a la explotación sexual y el tráfico de personas menores de edad.

No hay excusas es una campaña que procura dar visibilidad a esta problemática social y poner la responsabilidad en los adultos que son los verdaderos responsables de que estas conductas se sigan reproduciendo, bien sea desde la promoción, el consumo, la indiferencia o la no reprobación de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes.
“En este momento una campaña de estas características es un paso que teníamos que dar”, dijo Ferrando quien informó que se viene presenciando un leve incremento de las denuncias pasando de 40 en 2011 a 51 en 2012.

Asimismo Ferrando destacó que el INAU invierte en esta campaña 600 mil pesos de sus fondos presupuestales, con la idea de que “todas estas acciones puedan ir formando parte de nuestras instituciones”.

Más información: www.nohayexcusas.com.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *