Hacia la Rendición de Cuentas y Balance Presupuestal

La Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU) presentó la Plataforma reivindicativa que impulsará en el marco de la discusión presupuestal a desarrollarse en el espacio del estudio y aprobación de la próxima Rendición de Cuentas y Balance Presupuestal.

En conferencia de prensa desarrollada en la sede central de FeNaPES, se presentaron dos grandes líneas de trabajo; una que está directamente vinculada a temas presupuestales y otra que se enfoca a las instancias previas al Congreso de la Educación.

Según se explicó, esta plataforma es del conjunto de los sindicatos de la ANEP, de la UdelaR, también del conjunto de sindicatos de la educación privada, y resume los principales aportes de los sindicatos de la educación.

“Como elementos programáticos defendemos la Educación Pública como central, y esto implica propuestas de carácter presupuestal, propuestas de políticas educativas de carácter general y ver cómo afronta el país algunos desafíos que tenemos como sociedad en torno a la educación en todos los niveles. Hay una mirada integral en esta propuesta” aseguraron.

En relación a la Rendición de Cuentas,el dirigente de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (FeNaPES), José Olivera, reseñó los procesos previos y cómo se han dado las negociaciones, para llegar al presente. “Cumplir con el compromiso de tender al 6% del PBI para la educación, más 1% destinado a la investigación y desarrollo, va a implicar necesariamente que los próximos tres años haya una inyección presupuestal mucho más importante de lo que se ha hecho en estos dos años de gobierno”. En este sentido, Olivera reconoció que “los anuncios del Presidente Vázquez son alentadores, pero requiere de la pronta instalación de los ámbitos de discusión entre el Poder Ejecutivo, la ANEP, UdelaR, para plasmar los aspectos programáticos de la Rendición de Cuentas”. Asimismo, desde los sindicatos se insistió en la necesidad de la creación de nuevos cargos como eje central de esta discusión.

“La ANEP nuclea 70 mil trabajadores, la UdelaR está en el entorno de los 12 mil trabajadores. En la Anep hubo un convenio vigente en el 2016 y 2017, pero no hay nada previsto para el 2018, 19 y 20, por lo que hay que discutir un nuevo convenio salarial; el planteo de la Coordinadora para todos los trabajadores de ANEP y UdelaR sigue siendo un salario de ingreso igual a media canasta básica familiar, que ronda entre los 35 mil pesos”.

Otro de los puntos que se informaron en conferencia de prensa refieren a la necesidad de “reconocer la carrera administrativa y docente; hay una preocupación central en el caso de la ANEP en lo que tiene que ver con la carrera docente que requiere ver la temática de concursos, reconocer que hay ciertos cargos como de subdirector y director que forman parte de la carrera docente que hoy no están remunerados adecuadamente, por lo que se desestimula que un docente pueda optar en el marco de su carrera profesional por estos cargos”.

La plataforma que se presentó a los medios de comunicación y a la ciudadanía, plantea además que todos los trabajadores de la educación en el sector público cuente con un salario vacacional; “hay que generar las condiciones para discutir el 14º salario, hoy presentes en vastos sectores de la actividad privada y en algunos ámbitos públicos. Hay necesidad de regularizar muchos contratos precarios que hay dentro de la educación y rever las políticas de tercerizaciones que a veces son más caros que los propios cargos porque se terminan trasladando algunos costos al propio organismo por incumplimiento de las empresas privadas mediante la ley de responsabilidad empresarial”.

Agenda incompleta

“Hay que continuar con la recomposición de la escala salarial dentro de la ANEP y de la UdelaR, que se viene plantado desde el 2005; no se ha avanzado suficiente y hay que profundizar en este sentido”. Los trabajadores plantearon como otro tema de agenda abordar las inversiones. “Es clave y prioritario. Creemos que hay que reforzar los créditos para la inversión pública para la construcción de nuevos centros educativos.

Hay que ir a un plan sistemático en materia preventiva como correctiva de vastos centros educativos que han encarecido las políticas de mantenimiento. En el plan de reestructura es necesario tomar en cuenta el equipamiento para los centros educativos de los distintos materiales que hacen a las necesidades del trabajo cotidiano de las instituciones educativas”.

Finalmente, se puso énfasis en la necesidad de rever la forma de los gastos de funcionamiento ya que no se ajustan al IPC:

“Hay que tomar otro indicador para que las instituciones de la educación pública uruguaya tengan rubros para el funcionamiento cotidiano y no como pasa ahora que cuando pasan uno o dos años los dineros se van reduciendo y esto impacta negativamente en áreas que son claves como la limpieza y el mantenimiento”.

Este conjunto de planteos se transmitirán a las autoridades de la ANEP, la UdelaR y del Poder Ejecutivo a los efectos que sean incorporados a las negociaciones presupuestales en el Parlamento.

“Creemos en la validez de los ámbitos de negociación colectiva para evitar la trágica situación que tuvimos que vivir en el año 2015 donde la falta de tiempo llevó a un conflicto generalizado con situaciones indeseables como fue la esencialidad”. Los trabajadores de la enseñanza reiteraron su confianza en los ámbitos de negociación y reconocieron sus expectativas por algunas señales que se dieron desde el Poder Ejecutivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *