El PIT CNT no se lava las manos, Abdala.

9af1826b772c4d0c3b40cc25c52f7637_XLEl secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, adelantó al Portal que la Central seguirá adelante con las acciones que posibiliten un pronunciamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para evitar que se continúe afectando a los trabajadores con la esencialidad y la prohibición de la huelga como herramienta de lucha. Abdala además defendió el rol desempeñado por los trabajadores, los militantes y las movilizaciones masivas que apuntalan las reivindicaciones en los distintos ámbitos de negociación con el gobierno.

Abdala recordó que -casi en forma simultánea en que se conoció la declaración de esencialidad- se convocó “inmediatamente” a la Mesa Representativa, “que es la dirección del PIT-CNT, desde donde surgió un rechazo unánime y en todos sus términos a la esencialidad”, por razones jurídicas tal como lo señala la OIT que enfoca algún límite -muy acotado- al derecho de huelga “pero solamente en los casos que se pone en riesgo en forma inminente la vida de sectores de la población”. En ese sentido el dirigente subrayó que el movimiento obrero “demuestra madurez, cuando desarrolla acciones por ejemplo en la salud, y siempre tiene en cuenta dejar guardias que sean cuidadosas de la vida humana”, por lo que los trabajadores rechazaron la esencialidad por considerarla “aberrante”. Abdala enfatizó que lo que hubo, “a través de la declaración de esencialidad, en realidad fue una prohibición directa del derecho de huelga” para contingentes importantes de trabajadores.
Movilizaciones de “rápida respuesta”

El secretario general del PIT-CNT destacó que las dos movilizaciones realizadas “fueron una rápida respuesta al gobierno”. El paro parcial con movilización desarrollado el pasado jueves “fue una enorme demostración de solidaridad con los trabajadores de la enseñanza afectados por esa declaración de esencialidad” al igual que la desarrollada por la tarde junto a los sindicatos de la enseñanza por la avenida 18 de Julio.

Asimismo, Abdala destacó que la dirigencia entendió necesario, además de rechazar contundentemente la decisión del Ejecutivo, “tratar de tender puentes como forma de contribución a la negociación colectiva y a los intereses de los trabajadores y el pueblo”.

Abdala sostuvo que por ello, “ayer el Secretariado de la Central fue que consideró que había resuelto las dos cuestiones claves que teníamos desde una perspectiva de carácter general, porque eso es lo que le corresponde actuar al PIT-CNT: la esencialidad se levantó y se sustanció un ámbito de negociación en donde las organizaciones nacionales pudieran plantear sus puntos de vista, sus reparos y mejoras, al acta de consideración de las partes que se había firmado el 21 de agosto. Y estas dos cuestiones se concretaron”.

Como consecuencia de la existencia de un ámbito en el que participaron todos los sindicatos de la enseñanza “y fueron debidamente consultados, como partícipes de los acuerdos para que se levantara la declaración de esencialidad”, Abdala aseguró al Portal que “el PIT-CNT no se lava las manos, ni dice «yo no tengo nada que ver» sino que desde el punto de vista de la negociación colectiva por rama de actividad, quien define si hay acuerdo o no, si el acuerdo se sustancia en resoluciones de los organismos que corresponden, son los sindicatos de la enseñanza quienes tienen la palabra desde el punto de vista de la negociación colectiva y eso es lo que resolvió el Secretariado”.

Para el secretario general del PIT-CNT, hay que generar las condiciones “para que nunca más frente a una huelga en la enseñanza, haya desde el Poder Ejecutivo una respuesta desde la esencialidad”. Por ello, la central impulsará que la OIT se pronuncie de manera categórica en contra, “porque no se puede abusar de la instalación de la esencialidad para pretender resolver conflictos y problemas que los debe resolver el diálogo y la negociación”.

Abdala explicó que el PIT-CNT “deja que las organizaciones nacionales se pronuncien si el acta a consideración de las partes que tienen ahora, es convenio colectivo o no, porque eso le compete estrictamente a los sindicatos de la enseñanza y no al PIT-CNT”.
¿Torcerle el brazo al gobierno?

“Acá no se trata de torcerle el brazo al gobierno ni a nadie, sino que prosperen los planteos de los trabajadores en general, en la negociación colectiva, que tiene que ver con las reivindicaciones inmediatas pero también con una visión del desarrollo nacional y de todo el proceso de cambios y transformaciones del país”. Para ello, Abdala reconoció que se necesita no solamente una gestión pública adecuada sino además “un movimiento obrero movilizado “.

Para Abdala, “no se trata que tengamos un acuerdo táctico con todas y cada cada una de las acciones que se toman. Pero hay quienes consideran que la movilización de los trabajadores es un obstáculo, “un palo en la rueda de las políticas gubernamentales vinculadas al cambio” , y otros consideramos que esa acción tiene que ver con luchar por salarios, pero también con levantar un programa general de desarrollo, que creemos que sin esa movilización de los trabajadores no es posible que los cambios avancen en nuestro país. El dirigente aseguró que desde el debate político e ideológico, “también la vida irá construyendo sus respuestas”.
Confianza política

Consultado sobre los trascendidos de prensa que manejaban la posibilidad que miembros de Ades Montevideo promoverían una moción que le retira el respaldo político al dirigente José Olivera, a Fernando Pereira y al propio Marcelo Abdala, el secretario general del PIT-CNT aclaró que “primero existe algo de carácter formal y es que las autoridades del PIT-CNT han sido elegidas en el Congreso más grande de la historia, en donde había representación de cientos de miles de trabajadores” . Este grupo de militantes, ni siquiera se ha hecho del respaldo suficiente para regir los destinos de la FENAPES, mucho menos del propio PIT-CNT.

Empero, para el secretario general del PIT-CNT, “desde un punto de vista político-ideológico está planteada una polémica importante. Yo caracterizo algunas ideas que hay en el movimiento como oportunismo de izquierda y un conjunto de compañeros que se mueven en un concepto permanente de que «cuanto peor, mejor». Insistentemente se manejan en una táctica que contribuye a sembrar derrotas”. Asimismo, enfatizó que “no tienen el más mínimo cuidado de qué tipo de síntesis política y organizativa construyen los trabajadores , y además, más allá de un lenguaje sumamente estridente, son abiertamente reformistas porque sabemos que inclusive en las conquista de reivindicaciones salariales, ningún aumento salarial va a resolver los problemas de los trabajadores en el marco de la sociedad capitalista. Lo importante de los procesos de negociación y lucha es qué grado de unidad, conciencia y fortalecimiento de la organización se desarrolla”.

Marcelo Abdala destacó que “esa orientación se mueve pegándole permanentemente a la acumulación de fuerzas del pueblo, le pega a la unidad y a las herramientas que hemos venido construyendo para avanzar. Considera además, que todos los gobiernos son iguales, que todo es lo mismo. Y en definitiva siembran síntesis que siempre son negativas. Son como el caballo de Atila «por donde pasa no crece el pasto», porque sistemáticamente van sembrando derrotas, y nosotros creemos en la lucha de los trabajadores y en avanzar siempre en la unidad” culminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *