Comunicado de MYSU sobre el caso de abuso sexual en Paysandú

Ante los hechos de pública notoriedad recientemente acontecidos en el departamento de Paysandú, en los que un hombre de 34 años abusó de una menor de edad, la embarazó y le indujo un aborto mediante Misoprostol, resultando él procesado sin prisión por el delito de “colaboración en el aborto de una mujer especialmente agravado”, Mujer y Salud en Uruguay (MYSU) declara:

1) Preocupación por el hecho de que en los medios de comunicación y en la opinión pública (y en reiteradas ocasiones en los propios fallos de la Justicia) se remarque la posibilidad del consentimiento, tanto en la relación sexual como en el aborto, de la adolescente de 14 años. Consideramos que se trata de una situación de abuso sexual y psíquico, en el que la voluntad de la adolescente nunca puede igualar la responsabilidad del adulto, ya que las y los adolescentes, tanto para el derecho interno como para el internacional, son considerados personas en desarrollo.
Repudiamos el hábito de depositar la responsabilidad en la víctima de abuso, especialmente cuando se trata de una mujer, y aun de un modo más grave cuando se trata de una menor de edad.

2) El hecho de que exista desde 2012 la Ley 18.987, la cual regula la práctica del aborto y crea, en tal sentido, servicios en el sistema de salud a los cuales pueden acceder todas las mujeres (incluso las adolescentes), agrava la conducta del procesado. El mismo puso sus propios intereses (preservación de su imagen pública) por encima de la salud de la adolescente, sometiéndola a un aborto clandestino y privándola de una intervención adecuada y sin riesgos. Nuevamente, un hombre considera que la salud y la vida de una mujer valen menos que su reputación.

3) El Código de la Niñez y la Adolescencia, el cual regula los derechos de los niños, niñas y adolescentes, establece un principio de protección hacia las personas que tienen hasta dieciocho años cumplidos, a cargo de la familia, el Estado y la sociedad en su conjunto. Por lo que es deber de todas y todos repudiar estos hechos, reflexionar sobre el modo en que abordamos los episodios de abuso sexual, y exigir a quien corresponda el cumplimiento de las normativas vigentes que se aplican al caso.

Mujer y Salud en Uruguay
MYSU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *