Compartimos saludo de Maestro Miguel Soler Roca con motivo de las elecciones de consejeros el 18 de noviembre.

Compartimos saludo de Maestro Miguel Soler Roca con motivo de las elecciones de consejeros el 18 de noviembre.

SALUDO CON MOTIVO DE UNA JORNADA HISTÓRICA

Casi 47.000 docentes han sido convocados por la Corte Electoral para elegir el 18 de noviembre de 2015 a sus representantes en el CODICEN de la ANEP y en tres de los cuatro Consejos que rigen los distintos niveles de nuestra Educación Pública. Es la segunda vez que ello ocurre, por mandato de la Ley General de Educación. Considero que esa instancia es de importancia fundamental en la vida del país. Confirma la justicia de una larga lucha de los educadores uruguayos. Al ejercer el derecho al voto, cada uno de los docentes ratifica su compromiso con la condición participativa propia de nuestra educación.

Al declararse contrarios a la actuación en igualdad de derechos en los órganos de gobierno de la educación de docentes elegidos por sus pares, voceros de diferentes partidos políticos argumentan que las elecciones nacionales por sufragio universal los habilitan para designar, en representación del electorado, a los miembros de los directorios de los entes de la enseñanza pública. Desde hace casi un siglo los educadores lo entendemos de otra manera.

Consideramos que la formación de los futuros ciudadanos no puede quedar librada por entero a las mudanzas de la política partidaria y que la conducción de la enseñanza tiene mayor calidad y pertinencia cuando los docentes, dotados del correspondiente saber profesional, participan en la misma tras un proceso electoral con todas las garantías. La defensa de este principio nos viene de lejos. Quienes militábamos en las organizaciones magisteriales en los años cuarenta reivindicábamos que los Consejos de Enseñanza fueran integrados por “mayoría de maestros electos por los maestros”. Con el tiempo, algunos Consejos tuvieron representación docente. Primaria no lo logró hasta 2010, por disposición de la Ley Nº 18.437. Con nuestra votación masiva del próximo 18 de noviembre los docentes de la ANEP confirmaremos el derecho a coparticipar en el gobierno de la educación pública y nuestra disposición a defenderlo ante cualquier tipo de propuesta que quiera suprimirlo o desnaturalizarlo.

Este derecho se apoya en principios y disposiciones consagrados por la Ley vigente, en particular el de participación. Frente a toda tentación al autoritarismo verticalista, sostenemos el derecho de los trabajadores de la educación a incidir, con su voz y su voto, en el presente y el futuro de la educación nacional. No solo incorporando nuestros representantes en los Consejos Directivos sino también interviniendo de diversas maneras en la obtención de los objetivos educativos. Recordemos que la Ley en numerosos artículos, por lo menos en nueve de ellos, prescribe la representación docente en órganos políticos, técnicos o administrativos de la estructura educativa pública. El más categórico de ellos es el artículo 48º que afirma que la participación de los docentes es uno de los principios básicos que rigen el Sistema Nacional de Educación Pública, a la vez que ordena que “se promoverá el cogobierno en los ámbitos que corresponda, atendiendo los diferentes ámbitos y niveles educativos”.

Estas menciones a la ley que hoy nos rige no me llevan a renunciar a mis objeciones a la misma, que son varias e importantes. Pero intento demostrar que en 2008 nuestros parlamentarios preservaron, reiteradamente, el carácter participativo de la Educación Pública y el derecho y en algunos casos el deber de los docentes de intervenir con voz y voto en las decisiones que les conciernen.

Descargar Saludo con Motivo de una Jornada Histórica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *